La compañía de Rifleros Ingleses en el Ejército Argentino

El estado de guerra entre la Argentina, Brasil  y  Uruguay contra el Paraguay, llevó al Estado argentino a la urgente necesidad de incrementar el número de plazas de su menguado ejército, escasos 6.000 hombres, con que por ese entonces contaba, distribuidos en siete batallones de infantería de línea, once compañías de granaderos de la misma arma, nueve regimientos de caballería y dos de artillería, en la que revistaban 600 artilleros.[1]

Además de convocar a la Guardia Nacional y establecer cupos de hombres, que cada una de la provincias debían convocar, el gobierno decidió el 19 de abril de 1865 la creación de una 2da Legión de Voluntarios que fue puesta al mando del coronel Antonio Susini, que había comandado la Legión Italiana de Voluntarios, y en 1857 había sido nombrado jefe de la escuadra del gobierno del  Estado de Buenos Aires. El cuerpo creado en esa fecha debía conformarse con los voluntarios extranjeros que habitaban en el país.[2]

El estallido del conflicto tuvo gran repercusión en amplios sectores de la sociedad porteña y numerosos habitantes se ofrecieron como voluntarios, llegando el entusiasmo popular hasta la creación de un regimiento de estudiantes, que juiciosamente fue desactivado a escasos días de su formación.[3]

La prensa de la ciudad estimuló el voluntarismo de los vecinos, tanto  argentinos como extranjeros, y el prestigioso periódico de la colectividad inglesa en la Argentina, “The Standard of the River Plate” del 19 de abril de ese año, daba cuenta a sus lectores que… hemos conocido que numerosos alemanes e italianos se han ofrecido como voluntarios.[4]

Por su parte “La Nación Argentina” del día 23 del mismo mes, a su vez  corroboraba el …aflujo de voluntarios extranjeros de todas las nacionalidades que solicitan plazas para la campaña libertadora.[5]

Días más tarde, el día 27, el diario inglés en su Columna del Editor llamaba por su parte a sus connacionales, entre otros, a presentarse como voluntarios. El Gobierno Nacional, tenemos razón de creer, recibiría con placer cualquiera propuesta para la formación de una brigada de rifleros ingleses, alemanes o americanos. [6]

Es probable que el editor se basara en la memoria de la creación de legiones extranjeras, italianas, española y alemana, que habían tomado parte en la defensa de la ciudad  de Buenos Aires  durante el sitio que las fuerzas de la Confederación Argentina le  habían impuesto en 1852.[7]

La misma publicación en su número del 28 de abril de 1865 avanzó decididamente en el llamado a sus compatriotas a tomar las armas frente a la invasión paraguaya, en una columna titulada.

Batallón Voluntario Inglés

Desde la ruptura de relaciones  con Paraguay muchos nos han llamado preguntando sobre los medios y probabilidades de  organizar un Batallón Voluntario Inglés; y alguno de las Guardias Nacionales de habla inglesa han expresado su disposición de servir en un regimiento con sus compatriotas, prefiriendo ellos poner sustitutos en los batallones a los que actualmente pertenecen. Viendo el número de hombres jóvenes, aptos y desempleados provenientes del viejo país sería fácil para el Gobierno levantar un cuerpo de 899, ofreciendo una buena remuneración.

El autor, no dejaba de advertir de algunos inconvenientes ante la sugerida formación de una fuerza formada por sus connacionales.

Hay, con todo, una invencible dificultad, que es el nombrar un comandante experimentado, un oficial británico con servicios prestados en campañas militares, porque sería extremadamente ridículo el otorgar  el mando de 899 hombres a un zapatero inglés o a un empleado de comercio por más valentía que posea.

Pero no dejó de ofrecer la solución del problema, dando cuenta de un candidato adecuado.

Esta dificultad ya no existe.  El capitán Richard Travor Irwin, del 18° de Royal Irish, nos esperó ayer para informarnos que se halla listo para reclutar, entrenar y conducir un batallón inglés. El distinguido y veterano oficial inglés ha servido en la guerra de China, de 1842 a 1847, asistió a la captura de los fuertes de Bogno [8] y de cientos de piezas de artillería, fue ayudante de campo del general D´Agallar, hizo la campaña de Cantón y organizó la asociación de Voluntarios de Cantón. El capitán Irwin posee cartas de recomendación  que elogian su celo, eficiencia, disciplina y carácter honorable. Ha arribado al país dos meses atrás para dedicarse a la cría de ovejas pero al primer sonido de guerra se han despertado en él los sentimientos del soldado. Esta aún en lo mejor de su vida, con unos 50 años de edad y desciende de respetable familia del oeste de Irlanda. Hemos visto que se ha familiarizado con la organización de un batallón de voluntarios… Esta ahora ansioso de imitar el glorioso de sus renombrados compatriotas O´Brien y Brown… El intenta aprovechar la primera oportunidad para presentar su proyecto al Ministro de Guerra y probablemente encuentre favorable acogida y entusiasmo en los medios oficiales.[9]

“The Standard”, además de reseñar en su siguiente edición su sorpresa ante el creciente número de connacionales que habían arribado a Buenos Aires, retornaría a referirse al  proyecto de un cuerpo inglés de voluntarios el 29 de abril de ese año, agregando algunos interesantes detalles de las recompensas que podrían dárseles a aquellos que concurrieran voluntariamente a filas, sin dejar de comentar peyorativamente el valor que la tierra tenia para los ciudadanos argentinos.

Tracemos una línea imaginaria de Pergamino a Fortín Melincué. Hay un cinturón de tierras públicas, fértiles, bien irrigadas, ideales para establecimientos agrícolas. Lotes de media legua  cuadrada ofrecida a cada extranjero serían  premio tentador para muchos pobres  cuya aspiración es convertirse en un futuro en propietarios de tierras… Nos aventuramos a pensar que con una premisa así el presidente Mitre podría tener un magnífico batallón de ingleses, que bajo el comando de un oficial como el capitán Irwin sería un contingente de valor imponderable para el Ejército Nacional. De esta manera un cuerpo de 400 hombres costaría solo 100 leguas cuadradas, que de acuerdo con la evaluación de Etchegaray, representa un valor de 3.400 libras. El capitán Irwin, creemos, se ha puesto en comunicación con el Ministro de Guerra, y pensamos que esta sugerencia es apropiada con el proyecto de  reclutar un batallón inglés dado que la tierra es más apreciada por nuestros compatriotas que por los nativos, y mientras que los últimos preferirían aún una pequeña suma de dinero contante, la propiedad de la tierra sería un mejor incentivo para la raza anglosajona, como se ha comprobado en los Estados Unidos , 20 años atrás en circunstancias análogas.

El periódico luego de resaltar el aflujo de peones a la ciudad donde se los contrataba como personeros, en su el editorial del 6 de mayo vuelve a referirse al mencionado capitán Irwin.

Aquellos de nuestros compatriotas sedientos de gloria, deben buscar al capitán Irwin, cuya ambición es formar una brigada de fusileros ingleses.

 El capitán Irwin dice  que con 500 hombres seleccionados él se compromete a demoler Humaitá y plantar la bandera argentina en menos de tres meses en el techo de la Aduana de Asunción; pero él no puede hacer nada sin los hombres y el Gobierno parece muy lento en colaborar con él y con su ambición.[10]  

Basta la lectura de lo precedente para conocer la pobre valoración  y nulo conocimiento que el mencionado militar tenia sobre las cualidades del ejército del país que lo cobijaba como del enemigo al que deseaba enfrentarse ni de las dificultades logísticas y geográficas en que se desarrollaría la contienda.

Sorpresivamente el capitán inglés, a partir de la nota transcripta,  dejó de ser mencionado en el periódico. El nombre del vanidoso Irwin desaparece de las páginas que tanto lo habían ensalzado y promocionado.

Los autores no han podido localizar su presencia en los documentos examinados: registros de ingreso de extranjeros al país, registros de defunciones de miembros de la colonia inglesa, registros de residentes en la ciudad como tampoco se hallaron en la Memorias de Guerra y Marina de los años 1865 y 1866 mención alguna que compruebe que se había puesto en comunicación con las autoridades militares, fracasando también en obtener su foja de servicios en los registros del ejército inglés de 1760 a 1915.[11]

El  5 de julio de ese año el Standard  informaba: Lamentamos tener que informar que el General Paunero ha tenido que fusilar a algunos desertores más. Entre ellos hay cinco escoceses, cuatro irlandeses, dos ingleses y un norteamericano…[12] 

Obviamente esto confirma la presencia de ciudadanos de la Gran Bretaña en  las filas de la Guardia Nacional, algunos de los cuales, según el diario habían expresado su deseo de formar en una fuerza  separada, formada por connacionales.

Veintiún días más tarde ,el mismo períodico, en su Columna del Editor, sin ninguna mención previa aparecida en sus números anteriores, informaba a los lectores

The Standard 21 de Julio de 1865.

El capitán Davis ha recibido una comisión del Ministerio de Guerra para formar un regimiento Inglés, el estipendio que el paga es de  5.000 dólares. Creemos  que el valiente capitán  rápidamente hallara muchos reclutas  dado que ha sido autorizado a enlistar anglo argentinos que pertenecen a los Guardias Nacionales. [13]

La siguiente mención a la creación de una unidad de ingleses en las fuerzas del ejército argentino que se alistaba a emprender la guerra, lo confirman notas intercambiadas con las jerarquías militares del momento y el capitán J. J. Davies.

Buenos Aires, 1° de agosto de 1865

Del capitán J.J. Davis
Al  Ministro de Guerra y Marina general Gelly y Obes.

En su carácter de comandante de la Compañía de Rifleros Ingleses solicita gastos de escribano  para su mayoría.[14]

Al pié de la nota figura “que se provea“ firmado por el Ministro.

En días subsiguientes el mencionado capitán hizo llegar las necesidades de sus hombres a las autoridades, en una nota donde identifica a algunos de los rifleros, por grado y nombre, permitiendo conocer algunos otros de los miembros de la unidad en formación.

                                                                                                                 Buenos Aires, 14 de agosto de 1865

Del capitán J.J. Davis
Al  Ministro de Guerra y Marina general Gelly y Obes.

Solicito el  rancho para la Compañía de  Infantería inglesa, de su mando de acuerdo de acuerdo la relación adjunta.
Relación de jefes y oficiales  que tiene el expresado el día de la fecha.

                                 Capitán               J.J. Davis.

                                 Subteniente         Boschettí.

                                 Sargento             Juan  R.  Hutchinson.

                                 Sargento             Carlos Brown.

                                 Soldados             José Longhorn.

                                                              Juan White.

                                                              Tomás Murray.

                                                              Samuel Simmons.

John Willongby.

                                                              John Parry.

 

                                                                                                                                 J.J. Davis  [15]

En  una nota dirigida al Ministro de Guerra y Marina el 19 de agosto de 1865, el por entonces, Presidente de la Comisión de Personas, Emilio Castro, informaba a sus superiores.

                                                                                                                           Buenos Aires, 18 de agosto de 1865

Al  Ministro de Guerra y Marina interino, Coronel Julián Martínez

Hace conocer que desde el 3 del corriente mes se remitieron  las siguientes personas a la compañía de Davies.

                                     Roberto Brauch.

                                     Juan Smith.

                                     Enrique Pucili.

                                     Guillermo Woodbridge.

                                     Enrique Johnson.

                                                                                                                                          Emilio Castro.[16]

Otro documento hallado, también firmado por el mencionado Presidente de la Comisión de Personas da cuenta  de quienes integraban la fuerza.

                                                                                                                     Buenos Aires, 19 de agosto de 1865.

Al  Ministro de Guerra y Marina general Gelly y Obes.

Tengo el honor de poner en conocimiento que desde el 28 de julio hasta la fecha han sido remitidos a la compañía Davies (sic) los personeros que a continuación se expresan.

   Juan de Hutchinson                Tomás Murray           Manuel Simons

   Juan Parry                                 Juan Willougby          Juan Jackson

   Watson Glen                             James Egge                James Hall

   Juan Penny                                Juan Penny                 Guillermo Smith

   Carlos Brown.[17]

 De los informes se desprende que a esa  fecha de julio revistaban 17 hombres de tropa con un capitán, J.J. Davis, un subteniente y dos sargentos.

En otra nota de la misma fecha, firmada también por Emilio Castro, se indica  haber dado comienzo a la remisión de personeros a partir del 28 de julio de ese año. [18].

Por lo tanto se puede considerar que la Compañía comenzó a organizarse en los primeros días de julio de 1865 en coincidencia con las informaciones vertidas en el “The Standard of the River Plate” en su edición del 21 de julio  de 1865 confirmando la formación de una fuerza inglesa a cargo del  capitán inglés.

En una publicación de gastos  efectuados durante la guerra se halla otra referencia oficial sobre la existencia de los voluntarios ingleses.[19]

“Cuenta detallada de  gastos hechos en la guerra contra el  gobierno del Paraguay del 17 de abril al 31 de diciembre de 1865”.

 7 de septiembre de 1865: Se pagaron a Cosme Martin por útiles de Escritorio para la Compañía inglesa……………5-64 pesos fuertes.

7 de septiembre de 1865: Se pagaron al capitán de la compañía inglesa por rancho…….49-96 pesos fuertes.

6 de octubre de 1865: El comisario pagador recibe por haberes de la Compañía inglesa por el mes de septiembre………..229-30 pesos fuertes.

Como vemos al efectuarse los pagos efectuados no se hace referencia a una brigada, unidad que solía constar de unos 3 batallones, pero si de una compañía, formación mucho menor numéricamente, que agrupaba entre desde 70 a 200 hombres y mandada por un capitán. Es posible que el adjudicársele el título de batallón primero y brigada  más tarde haya sido más una expresión de deseo del número al que sus organizadores aspiraban alcanzar, mientras su encuadramiento como compañía refleje el número real de sus integrantes.

La revisión de las “Memorias del Ministerio de  Guerra y Marina” publicadas en 1865 y 1866  consultadas no mencionan la existencia de esta brigada, como tampoco hay mención de ellos en la nutrida correspondencia del general  Bartolomé Mitre ni en las numerosas memorias de los protagonistas de la época, ni en la extensa bibliografía de fuentes nacionales o extranjeras se la halla mencionada.

¿Quiénes eran el capitán  J.J. Davis  y el mencionado subteniente Boschettí?

En el texto del “The River Plate Handbook for 1863” [20]cuyos autores fueron M.G. y E.T. Mullhall, editores y dueños del  mencionado periódico inglés, que registra los habitantes extranjeros en la ciudad de Buenos Aires y sus domicilios, hallamos solo dos vecinos con el apellido Davis uno acompañado con la inicial W de su primer nombre, sin profesión asentada ,domiciliado en la calle Reconquista 24  en el año 1863 y que figura habiendo entrado en el país proveniente de Montevideo en 1835; y el otro portador de igual apellido  con la inicial E de su primer nombre, figurando como ingeniero, con domicilio en la misma calle que el anterior ,pero en el número 23 que había ingresado presuntamente en 1861 también desde Montevideo .

La iniciales J.J. con las que antecedía su nombre el capitán Davis, no se corresponden con los nombres registrados, por lo que no podemos aportar datos que ilustren sus antecedentes.

En cuanto al subteniente Boschetti, en el citado registro, figura un vecino de ese apellido acompañado de las iniciales J.N., domiciliado en la calle Reconquista 24 y que figura ingresado al país en 1864 proveniente de Marsella, sin que se halle consignada su profesión.

La N. que figura como segunda inicial corresponde al primer apellido de Boschetti que era  Newberg , como tal se lo menciona el  3 de agosto de 1866 cuando se le dio de baja según una comunicación hallada[21]

Comunicación                                                                                               Buenos Aires, 3 de agosto de 1866

 

Del: Ministro de Guerra y Marina Interino  Cnl. Julián Martinez
Al: Inspector Gral de Armas, Gral. Benito Nazar

Comunica que fue dado de baja el subteniente de la compañía de rifleros ingleses  Don Newberg Boschetti.

 La  Columna de Editor del “The Standard” publicada el 22 de julio de 1865,  brindaba más detalles sobre las andanzas  del capitán inglés.

El capitán Davis es el hombre del día. Un americano también envió una proposición al Gobierno para empezar un cuerpo de rifleros, él afirmó que no cree  que el gobierno tenga éxito en reclutar muchos ingleses o americanos a menos que las pagas se aumenten.
Creemos que el capitán Davis se propone hacer una gira de reclutamiento por la campaña, donde espera obtener por lo menos 250 hombres angloparlantes. El capitán Davis ha fijado su cuartel en las barracas de los Restauradores o de los negros, en la calle Defensa  y Méjico.[22]

Ningún otro órgano de prensa de la época menciona estos planes y ni aún el diario “La Nación Argentina”, afín al gobierno da cuenta de los hasta aquí referidos.
El historiador Andrew Graham-Yool en su  libro “La colonia olvidada”[23]  , informa de la existencia de ciudadanos ingleses que revistaban en un cuerpo separado del resto del ejército argentino durante la gura contra el Paraguay,  al reproducir una nota aparecida “The Standard”, del  10 de septiembre de 1865.[24]

“La isla de Martín Garcia esta defendida por la Brigada Inglesa del capitán Davis. Esperamos que el Presidente Mitre considere  que ahora la Isla está en buenas manos;  la guarnición por el momento es precaria ya que cuenta con sólo cuarenta y siete hombres, pero el Capitán ha instalado un centro de reclutamiento en Retiro y espera un contingente del camp(sic).”[25]

El reconocido historiador de nuestra marina,  Teodoro Callet-Bois, refiere en su Historia Naval Argentina que la isla de Martín García fue artillada con 17 piezas de variado calibre, de 25 a 5  libras, distribuidas en seis baterías, pero no hace mención a la presencia de una fuerza de soldados ingleses defendiendo la isla.[26]

El vocero de la comunidad inglesa, “The Standard”, volvería por última vez, a mencionar al capitán Davis, y a sus hombres el 6 de enero de 1866, en su Columna del Editor.[27]

Nuestro compatriota, el capitán Davis de la famosa Brigada Inglesa ésta ahora en la ciudad. Mitre notificó a Davis que junto con sus hombres serán los primeros en marchar al Paraguay, ellos cruzaran el río en pequeñas canoas construidas por los indios del Chaco. Boschetti ha llegado a la ciudad y se encuentra con sus hombres.

El  capitán de marina Pablo A. Arguindegy, en su obra “Apuntes sobre buques de la Armada Argentina” da cuenta, escuetamente, de la existencia de la formación y el tipo de unidad que integraban, , datando la partida de ellos hacia la zona de guerra. Equivocando el nombre de Davis y el cargo de Boschetti.

En el mes de enero de 1866 en el vapor “Chacabuco”[28] comandado por el capitán Guillermo Manis se transportó  una compañía de  Rifleros ingleses de Buenos Aires a Itapirú, bajo el mando del capitán J. P. Davis, constituido por 31 hombres, todos británicos, con el agregado del teniente 1° del ejército argentino J. Boschetti.

No hemos podido comprobar el origen de estos supuestos mercenarios.[29]

Hemos visto, por la documentación hallada, que el último de los mencionados oficiales figuraba con el grado de subteniente y era también de origen ingles.

A partir de la cita de Arguindegy no hemos podido hallar el destino de la “Compañía de Rifleros Ingleses”, ni donde fue encuadrada o de su historial de guerra en los combates en tierra paraguaya.

Es indudable que el número de los reclutados fue marcadamente inferior a los que la redacción del “Standard” esperaba como lo indican las cuentas de gastos derivados para la manutención de los mismos y de los documentos hallados  se comprueba el escaso número de plazas que la integraban.

Al único soldado mencionado como perteneciente a los rifleros ingleses, en un también  único documento hallado, el mencionado Juan Smith, asi se lo encuentra asentado en la lista de revista de la 1ra compañía del 2do. Batallón de la Legión  Voluntarios, firmada por el Comisario de Guerra en el mes de agosto de 1865.[30] En ella, en la compañía de Cazadores, figura  un Willian (W.) Smith  que junto con el anterior eran vecinos de Buenos aires desde antes del conflicto. Por lo tanto no pertenecían a los contingentes contratados en Europa para formar parte de las fuerzas combatientes ni su nombre se halla en los listados de personeros de la época.

Todo  esto corrobora su pertenencia a la fuerza de rifleros ingleses.

No es  posible negar la existencia de un grupo de ingleses, que habitaban en nuestro país antes del comienzo de las hostilidades,  que constituyeron una compañía voluntaria destinada a combatir en las filas del Ejército Argentino.

Todo hace presuponer que el escaso número de postulantes llevó a las autoridades militares a amalgamar a los miembros de la Compañía  de Rifleros Ingleses en las filas de la Legión de Voluntarios no pudiendo descartarse que no hayan algunos de ellos revistados en otros cuerpos.

La incorporación de la Compañía de Rifleros ingleses justifica la falta de mención de la misma o de sus integrantes en el periódico de la colectividad, que  como se recordara había auspiciado y publicitado  su formación, a partir de mediados de 1865. Debe recordarse que en abril de 1865 el Gobierno Argentino según consta en el tomo V de los años 1863-1869 del Registro Nacional, bajo el N° 6414 adoptó la creación de una nueva agrupación militar:

Deseando el Gobierno aceptar los repetidos y distinguidos ofrecimientos que, con motivo de la guerra que nos ha declarado el gobierno del Paraguay, han hecho individuos de diferentes nacionalidades. el presidente de la República ACUERDA y DECRETA

Art. 1° Formase una Legión de voluntarios de 500 plazas, compuesta de todas las nacionalidades que quieran ocurrir a la defensa de la República, por enganche o alistamiento voluntario por el tiempo que dure la guerra.

                                                                                                                       Juan A. Gelly y Obes

[1] Ruiz Moreno, Isidoro. Campañas militares argentinas. 2008. Tomo 4 Edit. Claridad. Buenos Aires.

[2] Yabén, Jacinto R.. Biografía Argentinas y Sudamericanas. Coronel Antonio Susini. 1938. tomo V.  Edit. Metrópolis. Buenos Aires.

[3] De Marco, Miguel A. La guerra del Paraguay. 1998. Planeta .Buenos Aires.

[4] “The Standard of the River Plate”. 19 de abril de 1865. Biblioteca Nacional. Argentina

[5]  “La Nación Argentina”. 23 de abril de 1865.Biblioteca Nacional. Buenos. Aires. Argentina.

[6] “The Standard of the River Plate”. 27 de abril de 1865.Biblioteca Nacional. Bs. As. Argentina.

[7] Luqui Lagleyze,Julio M; Los Cuerpos militares en la Historia Argentina. Instituto Nacional Sanmartiniano. , 1995. Comisión Argentina Historia Militar, San Isidro. Argentina.

[8] N.A: fuertes de   Bogno, capturados, durante la primera guerra del opio 1841. Farwell, Byron. Queen Victoria´s little wars. 1972. Norman Company. London. U.K.

[9] “The Standard of the River Plate”. 28 de abril de 1865. Biblioteca Nacional. Buenos Aires. Argentina.

[10] ibid., 6 de mayo de 1865. Biblioteca Nacional. Buenos. Aires. Argentina.

[11] British Army  Records. British Army Service Records.1760-1915. National services: search.findmy.post.com.uk.

[12] “The Standard of the River Plate”. 5 de abril de 1865 . Biblioteca Nacional. Buenos Aires. Argentina.

[13] Ibid.,  21 de Julio de 1865. Biblioteca Nacional. Buenos Aires. Argentina.

[16]Ibid., Legajo n° 13391. Buenos Aires.

[17] Archivo Histórico del Ejército. Guerra del Paraguay. Legajo n° 5219 . Buenos Aires

[18]  Ibid., Legajo n° 123744. Buenos Aires

[19]Cuenta detallada de los gastos  hechos en la guerra contra  el  gobierno del Paraguay del 17 de abril al 31 de diciembre  de 1865”. Publicación oficial. imprenta Del Carmen. 1866.    Biblioteca Nacional. Buenos Aires. Argentina.

[20] Mullhall, M.G. y E.T. The River Plate Handbook for 1863 . California Digital Library.  E.E. U.U:

[21] Archivo Histórico del Ejército. Guerra del Paraguay- Legajo 22-5797. Buenos Aires. Argentina.

[22] Archivo histórico del Ejército. Guerra del Paraguay- Legajo 22-5797. Buenos Aires.Argentina.

[23] Graham-Yool, Andrew.La colonia olvidada. 2007.pág. 101. Emecé.   Memoria argentina. Buenos Aires

[24] “The Standard of the River Plate”. 10 de septiembre de 1865.Biblioteca Nacional. Buenos Aires. Argentina.

[25] N.A. el  término “camp”  equivalía  para los angloparlantes que habitaban en nuestro país a la palabra campo.

[26] Callet-Bois, T.  Historia Naval Argentina. 1944.  Editorial. Emece. Buenos Aires.

[27] The Standard of the River Plate”.  21 de enero de 1865. Biblioteca Nacional. Buenos Aires. Argentina.

[28] N.A El “Chacabuco “ se había construido en 1865 sobre el casco del antiguo “Menay”

[29] Arguindegy Pablo A. Apuntes sobre buques de la Armada Argentina. tomo III. Estudio 1212. 1972

[30] A.H.N. División Contaduría Nacional. Lista de revistas; caja 293. Registro Nacional. Tomo V 1863- 1869 Legajo 6414.

José Luis Alonso – Juan Manuel Peña

FUENTES

ARCHIVOS

Archivo Histórico del Ejército

Guerra del Paraguay- Legajo 22-5797. Argentina.

Comunicación del Ministro de Guerra y Marina Interino  Cnl. Julián Martinez, 16 de junio de 1866. Guerra del  Paraguay- legajo 20-5458.

Archivo Histórico Nacional.. División Contaduría Nacional. Lista de revistas; caja 293. Registro Nacional Tomo V 1863- 1869 -6414

British Army Records. British Army Service Records. 1760-1915. National Services: search.findmy.post.com.uk.
PERIÓDICOS

“La Nación Argentina”. 23 de abril de 1865. Biblioteca Nacional. Buenos Aires Argentina.

“The Standard of the River Plate”. Biblioteca Nacional. Buenos Aires, Argentina,  1865  (5 de abril,  19 de abril, 27 de abril,  28 de abril, 29 de abril, 6 de mayo,  21 de julio, 22 de julio, 10 de septiembre),  1866 (6 de enero).

 

Anuncios